BIOGRAFÍA PROFESIONAL

Andres Alvez reside en el barrio de Banfield, Buenos Aires, Argentina. Trabaja profesionalmente como ilustrador y caricaturista desde el año 2000. Tiene una extensa trayectoria en medios locales e internacionales. Trabajo para EEUU, España, Irlanda, Canadá, Polonia, Suiza, Centro América, India, Chile y más.  Su diversidad de estilos le permitió trabajar en diferentes medios y géneros tanto como ilustrador, caricaturista y  guionista, haciendo tapas e interiores de libros y revistas, escribe y dibuja comics y humor gráfico para diferentes publicaciones regulares, libros infantiles, y colecciones de literatura juvenil. Colaboro para diferentes medios audiovisuales (publicidades, video juegos y películas de animación) haciendo story boards, diseños de personajes, back grounds, incluso haciendo programas educativos sobre la caricatura para Tv digital. Dicto clases de dibujo en la UNLA (Universidad Nacional de Lanus) durante 5 años y desde el 2007 junto a amigos y colegas abrió la Escuela X Arte, en donde imparte clases de ilustración y caricatura. Actualmente colabora con diversas publicaciones y editoriales tales como la revista Caras & Caretas, el suplemento deportivo Enganche del Diario Pagina 12, la Editorial Planeta, Editorial Paidos, Grupo Octubre, Grupo Macmillar, Editorial Estrada, El Zorzal Ediciones, SM Ediciones entre otros…

Redes Sociales
MI CAMINO…

Mi nombre es Andres Alvez, y amo dibujar, dibujo desde que me acuerdo, quiero ser dibujante desde los 7 años. La vocación nunca estuvo en duda, a pesar de los consejos de familiares, amigos,  y de conocidos, para todos, el dibujo es un hobby, debía estudiar algo que sea más “rentable”, o mejor, estudiar “algo de verdad”. Nací en Montevideo, Uruguay, pero a mis 6 años vinimos a vivir a Buenos Aires, Argentina, en una casita en el barrio de Banfield (barrio en el que resido hasta la actualidad). Al día siguiente, comencé la escuela prima28167134_1866504610049379_4167502563789734683_nria. Otro colegio, otro país, otro entorno y hablando en “uruguayo” pudo ser un poco difícil. Una infancia infinitamente feliz, con amigos que aún tengo, en unas calles tranquilas en las que podíamos vagar hasta altas horas. A los 7 años mi madre toma mi pedido y me envía a estudiar dibujo y pintura en donde conozco a mi futura esposa. Una economía difícil nos llevó a trabajar como vendedores ambulantes en el tren Roca, en Plaza Constitución. Trabaje para colaborar en la economía de mi casa desde los 13 a los 22 años, por la mañana a la escuela, por la tarde vendía gaseosas, helados y golosinas en el tren. Podría (a primera vista) verse como algo negativo trabajar desde chico, en un ambiente tan hostil. Pero no tengo esa visión, para mí fue muy importante, me ayudo a formarme, a desarrollar mi pensamiento y forma de ser. En ningún momento deje de dibujar, le robaba horas al sueño, al trabajo o la escuela, en mi bolsillo había siempre una birome, dibujaba detrás de los volantes, las facturas, las cajas del helado que vendíamos, o cualquier cartón o papel que se me cruzara. Cuando termine el secundario, vacile por un segundo y pase por la puerta de la universidad de Lomas de Zamora, solo por la puerta. La carrera de Bellas Artes no tenía en su curricular nada de lo que yo quería aprender, sentía que estaba en las antípodas de lo que yo quería hacer. Termine el secundario (era la segunda presidencia de Menem), no había trabajo y el dinero en casa seguía sin alcanzar. Seguí con la venta ambulante (por poco que sacaba, era mejor que la nada que ofrecían los clasificados) y decido formarme como dibujante de manera particular (siempre con el cuestionamiento y el desacuerdo de mi entorno). Así comencé a ver que muchos dibujantes que publicaban, también daban clases. Entonces me inscribía con cada dibujante que me gustara y diera clases. Ellos además de dibujar, son personas que saben mucho, poco o nada de su oficio, y también los hay buena y mala gente. De todos aprendes, porque si aprendes lo que no hay que hacer, también es una enseñanza. Uno de estos últimos, tenía por costumbre tomar como “profesor” a sus alumnos, así fue que empecé a cobrar por trabajar con el dibujo, y descubrir que me gustaba enseñar tanto como dibujar. En ese ínterin conozco a Diego Greco, quien sería mi amigo y socio en la vida y el arte. Abandone ese trabajo en cuanto pude, para poder seguir estudiando con otros artistas. Trabajaba en una oficina en el centro porteño mientras me seguía formando. Y en esos tiempos, fue cuando internet se volvió un lugar más común y accesible a todos (todavía no existían las redes sociales), y comencé a mostrar lo que hacía. Fue así que contacte con un cliente de Dublín, quien me encargaba 2 o 3 caricaturas por día (aunque yo las hacía por la noche, ya que en el día me encontraba trabajando en una oficina). Paralelamente, se me presenta la oportunidad de dar clases de dibujo en la UNLA (la universidad de Lanus), junto a Diego Greco. Esto más los trabajos free lance que empezaba a realizar, me dieron las fuerzas para cerrar los ojos, y dejar de trabajar en la oficina, y dedicarme full-time al trabajo de dibujante. Con el tiempo, el trabajo fue apareciendo con más continuidad, en más y mejores editoriales comenzaron a encargarme ilustraciones, tapas, caricaturas, diseños de personajes, backgrounds para películas, story boards, etc, etc. Tanto en el mercado local, como el internacional, permitiéndome vivir de mis dibujos y ahorrar un poco de dinero, que me sirvió para abrir junto a mi socio, la Escuela X Arte!, un lugar en donde se encuentra todo lo que me hubiera gustado aprender y formarme en este arte. La Escuela ya lleva más de 10 años con sus puertas abiertas, mi segundo hogar, mi orgullo y el lugar más divertido que conozco.La intención de contar mi recorrido no es otro que la de incentivar y dar ánimos a aquellos que dibujan y se acercan comentándome que desean vivir de lo que hacen pero lo creen imposible. No conozco un camino fácil. Solo sé que nadie va a golpear la puerta de sus casas para pedirles un dibujo, salgan, muéstrenlo y esfuércense por mejorar, así es como me funciona. Abz

Contacto